Nace Harry Potter

El 20 de septiembre de 1990, J.K. Rowling estaba viajando en un tren lleno de Manchester a Londres cuando la idea de Harry “simplemente paso” por su cabeza. Rowling da cuenta de la experiencia en su Web diciendo: Yo había estado escribiendo casi continuamente desde que tenía seis años, pero nunca había estado tan emocionada sobre una idea así antes. […] Yo simplemente estaba sentada y pensativa, por cuatro horas (el tren se había retrasado), y todos los detalles burbujearon hacia mi cabeza, y este chico desarreglado y de pelo negro que no sabía que era un mago comenzó a ser cada vez más y más real para mí. Esa tarde, la autora comenzó la pre-escritura para su primera novela, Harry Potter and the Philosopher’s Stone, un plan semi-detallado que incluiría los diagramas de cada uno de sus siete libros previstos, además de una cantidad enorme de información biográfica e histórica sobre sus personajes y el mundo mágico.

En el transcurso de los siguientes seis años que incluyeron el nacimiento de su primer hijo, el divorcio de su primer marido, y de un viaje a Portugal, Rowling continuó la escritura de su libro. Eventualmente viviendo en Edimburgo, Rowling escribió buena parte del mismo en cafés locales. Incapaz de asegurar un lugar en un jardín de niños, su hija sería una compañera constante de ella en el trabajo.

En 1996, Harry Potter and the Philosopher Stone fue terminado y el manuscrito fue enviado a diversos agentes anticipados. El segundo agente que intentó, Christopher Little, ofreció representarla y enviar el manuscrito a Bloomsbury. Después de que ocho editoriales hubieran rechazado el manuscrito, Bloomsbury ofreció a Rowling un avance de £3,000 para la publicación del mismo.

El primer libro de Harry Potter fue publicado en Reino Unido por Bloomsbury en julio de 1997 y en los Estados Unidos por Scholastic en septiembre de 1998, pero no sin antes que Rowling recibiera una fuerte suma por el derecho de las ediciones americanas – una cantidad sin precedente para un libro de niños. Temiendo que algunos de los lectores no entendieran la palabra “filosofal” ni la asociaran a un tema mágico, Scholastic insistió en que el libro sea titulado de nuevo como Harry Potter and the Sorcerer Stone (Harry Potter y la Piedra Filosofal para el mercado norteamericano.

A pesar de la declaración de Rowling de que ella no tenía una categoría de edad particular en mente cuando comenzó a escribir los libros de Harry Potter, los editores apuntaron inicialmente a la edad entre nueve y once años. En vísperas de la publicación, los editores pidieron a Joanne Rowling adoptar un nombre de autor con un género más neutral, para abordar a los chicos de esta edad, temiendo que no estarían interesados en leer una novela escrita por una mujer. Ella eligió utilizar J.K. Rowling (Joanne Kathleen Rowling), omitiendo su nombre y usando el de su abuela como segundo.

La génesis de Harry Potter y la piedra filosofal está muy ligada a los eventos que tuvieron lugar en la vida de su autora, la escritora escocesa J. K. Rowling, a partir de 1990; ese año, la autora se mudó con su entonces pareja a la ciudad inglesa de Mánchester. Tras una semana de buscar un departamento en la ciudad, Rowling regresó a Londres en tren y fue allí, como ella dice, donde todo comenzó: «Realmente no sé cómo surgió la idea […] Empezó con Harry; luego, todos los personajes y situaciones afloraron en mi cabeza»; toda esta corriente de ideas constituían el bosquejo de las situaciones que ocurrirían en el colegio de magia al que Rowling nombraría Hogwarts. Durante el resto del viaje elaboró la idea en su mente ya que no tenía con qué escribir, circunstancia que ella reconoció como beneficiosa para el proceso creativo de la trama. En ese flujo de ideas aparecieron personajes como Ron, Nick Casi Decapitado, Hagrid yPeeves y, además, la autora decidió que la historia se dividiría en siete novelas.

Esa misma noche empezó a escribir la primera novela, que tardaría cinco años en concretar; durante esos cinco años se dedicó a crear todo el universo que rodea la historia de Harry Potter. La autora había escrito los primeros párrafos y dibujos en servilletas durante un viaje a Escocia y utilizaba dichas notas frecuentemente; posteriormente, continuó escribiendo su novela a máquina.

A finales de 1990, la madre de Rowling murió víctima de la esclerosis múltiple, hecho que, la autora confiesa, influyó en su escritura profundamente; la consecuencia de este suceso en su escritura se manifiesta en el hecho de que Harry sea huérfano y en el tratamiento que se le da al tema de la muerte en todas sus novelas:

Mis libros en gran medida tratan acerca de la muerte. Comienzan con el asesinato de los padres de Harry y está la obsesión de Voldemort por conquistar la muerte, su búsqueda por la inmortalidad a cualquier precio, el gran logro de cualquiera que posea magia. Entiendo por qué Voldemort quiere conquistarla: todos la tememos.

J. K. Rowling.
Anuncios

~ por inmagdiaz en 9 de junio de 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: